lunes, 21 de diciembre de 2015

Misantropía


Hey! Prepárate porque hoy te traigo mi primer post relacionado con la psicología y a te aviso de que me crezco mucho con este tema.
Vengo a hablar de la misantropía ¿que qué es? pues fácil si sabes un poco de griego: miso significa odio y antropo hombre así que su traducción más exacta sería odio a la humanidad.


Y como seguro que ya estabas sospechando, sí, es una enfermedad o trastorno que hace que la persona que lo padezca sienta una profunda aversión hacia todo el mundo, no hacia una persona en concreto, ojo.

«Me vuelvo más avaro, más ambicioso, más sensual, aún más cruel y más inhumano, porque estuve entre los hombres» → Séneca

La verdad es que a mi estos temas me interesan mucho y suelo curiosear por todas partes pero no conocía la misantropía, de hecho fue una amiga quien me empezó a contar sobre esto ya que ella la tiene diagnosticada y no os vayáis a pensar que está como una cabra y quiere cargarse a todo el mundo, es una chica muy normal dentro de lo que cabe, tiene algunos síntomas como que siempre se espera lo peor de la gente, es desconfiada...


Y dirás bueno eso también me pasa a mí y no estoy enfermo y te doy la razón, yo tengo la teoría de que es inevitable que todos seamos un poco misántropos, viviendo en el mundo en el que vivimos es normal que tendamos a creer que las personas son crueles, porque la sociedad nos hace mucho daño emocionalmente.
«El infierno debe de ser como recordar los buenos tiempos pasados, cuando deseábamos estar muertos.» → Samuel Beckett
 ¿Y tú? ¿Odias a la humanidad?

2 comentarios:

  1. Hola Luna, pues no sé si tendré misantropía o no, pero lo desconfiada que soy no tiene nombre y muchas veces me pongo en lo peor(y acabo acertando).Me ha parecido muy interesante la entrada.Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo no es que la odie, simplemente la gran mayoría de las personas me caen mal y no soporto hacer nuevos amigos, más que nada porque mi carácter no es nada amistoso. Además, creo que ese 'odio' me viene por culpa de un chico, y desde entonces no me fío de ninguno. ¿Puede existir el miedo al género masculino?

    ResponderEliminar